DEMANDAMOS A LA ADMINISTRACIÓN ANDALUZA

  1. Que las Autoridades Sanitarias indiquen a la población y a las Asociaciones de Pacientes de una forma clara y accesible cuáles son las competencias del Ministerio de Sanidad y Consumo y cuáles son las competencias de las Comunidades Autónomas, y que éstas se orienten a la mejora de la equidad y la calidad de la atención sanitaria.
  2. Que todas las leyes promulgadas en el ámbito autonómico incluyan un calendario de ejecución y unos criterios y plazos de evaluación que garanticen una correcta implantación de las mismas en beneficio de todos los ciudadanos.
  3. Que el Senado Español se convierta en el foro de discusión de los temas sanitarios
  4. Que el Parlamento Autonómico tenga una comisión específica de Sanidad en la que los representantes de las Asociaciones de Pacientes puedan expresar periódicamente sus opiniones y realizar sus valoraciones sobre los diferentes temas que les afectan.
  5. Que la Consejería y Departamentos de Salud de la Comunidad Autónoma tengan un Consejo Social formado por representantes de las asociaciones de pacientes.
  6. Que el Parlamento de la Comunidad Autónoma de Andalucía, nombre un Defensor del Paciente y lo doten de los recursos necesarios para ejercer sus funciones...
  7. Que se implante una historia clínica electrónica universal incorporada en la tarjeta sanitaria para todos los usuarios del Sistema Nacional de Salud
  8. Que los representantes de los pacientes participen en los órganos de gobierno de las Instituciones y Centros Sanitarios.
  9. Que los representantes de los pacientes participen en la elaboración de los Planes de Salud de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
  10. Que los diferentes Centros de Investigación dediquen una partida presupuestaria a programas específicos de investigación que respondan a necesidades identificadas por las Asociaciones de Pacientes.
  11. Que se promueva una política de investigación que favorezca el desarrollo de fármacos en la fase I y II en España para permitir el acceso temprano a nuevos tratamientos, así como un mejor acceso a las tecnologías de diagnóstico por la imagen que eviten demoras en la detección y el tratamiento.
  12. Que se dote a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios de un presupuesto específico para mejorar la calidad de la información disponible sobre fármacos.
  13. Que se promuevan estrategias que garanticen una mejor coordinación entre la atención hospitalaria, primaria y socio-sanitaria mediante la existencia de una historia clínica compartida, la potenciación de las funciones del médico de atención primaria y la identificación de un profesional de la medicina como responsable del paciente en el hospital
  14. Que se garanticen los derechos de confidencialidad y privacidad, así como que se revisen, desde una perspectiva ética, las condiciones de aplicación de los formularios de consentimiento informado y la calidad de la información recibida por los pacientes.
  15. Que se promueva un cumplimiento adecuado con la terapia y una mejor adherencia a los tratamientos por parte de los pacientes afectados por enfermedades crónicas mediante la identificación de un profesional de enfermería como responsable del control, seguimiento y educación del paciente en la atención primaria.
  16. Que los pacientes participen en la determinación y evaluación de los indicadores que miden la calidad de la atención sanitaria que reciben.
  17. Que las Facultades de Medicina diseñen unos Planes de estudio más orientados a responder a las necesidades de los Pacientes y de la sociedad actual que incluyan asignaturas de ética, política sanitaria, profesionalismo y comunicación médico - paciente, así como que incorporen la perspectiva del Paciente en la enseñanza en las aulas.
  18. Que los servicios de atención al usuario de las instituciones sanitarias tengan un responsable de la gestión de las listas de espera diagnóstica y terapéutica.
  19. Que los colegios profesionales tengan una sección o vocalía dedicada a los pacientes e incorporen en los equipos de gobierno y en las comisiones deontológicas a profesionales enfermos.
  20. Que los medios de comunicación evalúen y contrasten la calidad de la información que proporcionan a la población, con el objeto de evitar la difusión de falsas expectativas con respecto a los avances científicos y la existencia de alarmas sociales innecesarias